OPRIMIR CONTROL + F, APARECERÁ EL BUSCADOR, ESCRIBIR EN LA VENTANA UNA PALABRA, Y EL CONCEPTO SE REMARCARÁ A COLOREN EL BLOG
.

ELUMA ELISH


El Eluma Elish y el mito de la Creación Sumerio

Cuando, en las alturas, el Cielo no había recibido nombre,
y abajo, el suelo firme no había sido llamado; nada, salvo el primordial Apsu, su Engendrador, Mummu y Tiamat -la que les dio a luz a todos; sus aguas se entremezclaron.

Ninguna caña se había formado aún, ni tierra pantanosa había aparecido. Ninguno de los dioses sabía sido traído al ser aún, nadie llevaba un nombre, sus destinos eran inciertos; fue entonces cuando se formaron los dioses en medio de ellos.

Sus aguas se entremezclaron… Los dioses se formaron en medio de ellos: el dios Lahmu y el dios Lahamu nacieron; por su nombre se les llamó.

Antes de que hubieran crecido en edad y en estatura hasta el tamaño señalado, el dios Anshar y el dios Kishar fueron formados, sobrepasándoles en tamaño. Cuando se alargaron los días y se multiplicaron los años, el dios Anu se convirtió en su hijo -de sus antepasados un rival.
Entonces, el primogénito de Anshar, Anu, como su igual y a su imagen engendró a Nudimmud.

Los hermanos divinos se agruparon; perturbaban a Tiamat con sus avances y retiradas. Alteraban el vientre de Tiamat con sus cabriolas en las moradas del cielo. Apsu no podía rebajar el clamor de ellos; Tiamat había enmudecido con sus maneras. Sus actos eran detestables… Molestas eran sus maneras.

En la Cámara de los Hados, el lugar de los Destinos, un dios fue engendrado, el más capaz y sabio de los dioses; en el corazón de lo Profundo fue Marduk creado.

El que lo engendró fue Ea . Su silueta era encantadora, brillante el gesto de sus ojos; Nobles eran sus andares, dominantes como los de antaño…

Grandemente se le exaltó por encima de los dioses, rebasándolo todo. Era el más noble de los dioses, el más alto; sus miembros eran enormes, era excesivamente alto.

Cuando movía los labios, estallaba el fuego; éstos lanzaban sobre él sus impresionantes relámpagos, vestido con el halo de diez dioses, haciéndolo bueno para sus objetivos.

Anu extrajo y dio forma a los cuatro lados, relegando su poder al líder del grupo, arremolinándose como un torbellino.

Él produjo corrientes, alteró a Tiamat; los dioses no descansaban, llevados como en una tormenta. Diluyó las vitales de aquellos… pellizcó sus ojos. Tiamat iba de un lado a otro muy turbada.

De ella emergieron once monstruos, rugientes y furiosos;
y marcharon junto a Tiamat. Los coronó con halos.

El primogénito entre los dioses que formaron la asamblea de ella; Ella elevó a Kingu, en medio de ellos lo hizo grande… El alto mando en la batalla confió a su mano.

Ella ha creado una Asamblea y ha montado en cólera…
les ha dado armas incomparables, ha dado a luz monstruos-dioses… además once de esta clase ha dado a luz; de entre los dioses que formaban su Asamblea, ella ha elevado a Kingu, su primogénito, le ha hecho jefe… le ha dado una tablilla de destinos, se la ha sujetado al pecho.

Aquel que es potente será nuestro Vengador; aquel que es agudo en la batalla: ¡Marduk, el héroe!; El besó los labios de Anshar: ¡Si yo, realmente, como vuestro Vengador he de vencer a Tiamat, he de salvar vuestras vidas, convoca una Asamblea para proclamar mi Destino supremo!

Anshar abrió la boca, a Gaga, su Consejero, una palabra dirigió… Ponte en camino, Gaga, toma tu puesto ante los dioses, y lo que yo te cuente repíteselo a ellos.

El Señor salió, siguió su curso; Hacia la furiosa Tiamat dirigió su rostro… El Señor se acercó para explorar el lado interno de Tiamat- los planes de Kingu, su consorte, apreciar.

Mientras observaba, su curso se vio afectado, su dirección se distrajo, sus actos eran confusos. Cuando los dioses, sus ayudantes, que marchaban a su lado, vieron al valiente Kingu, su visión se hizo borrosa.

Tiamat lanzó un rugido… el Señor levantó la desbordante tormenta, su poderosa arma. Tiamat creció, las raíces de sus piernas se sacudían adelante y atrás.

Tiamat y Marduk, los más sabios de los dioses, avanzaban uno contra otro; prosiguieron el singular combate, se aproximaron para la batalla.

El Señor extendió su red para atraparla; el Viento del Mal, el de más atrás, se lo soltó en el rostro. Cuando ella abrió la boca, Tiamat, para devorarlo- él le clavó el Viento del Mal para que no cerrara los labios. Los feroces Vientos de tormenta cargaron entonces su vientre; su cuerpo se dilató; la boca se le abrió aún más. A través de ella le disparó él una flecha, le desgarró el vientre; le cortó las tripas, le desgarró la matriz.Teniéndola así sojuzgada, su aliento vital él extinguió.

Después de matar a Tiamat, la líder, su grupo fue destruido, su hueste hecha pedazos. Los dioses, los auxiliares que marchaban al lado de ella, temblando de miedo, dieron la espalda para salvar y preservar sus vidas.

Al echarles la red, se encontraron atrapados… A todo el grupo de demonios que había marchado junto a ella les puso grilletes, sus manos ató… Estrechamente rodeados, no podían escapar. Marduk volvió entonces a Tiamat, a la que había sometido.

El Señor se detuvo a ver su cuerpo sin vida. Dividir al monstruo él, entonces, ingeniosamente planeó. Después, como un mejillón, la desgarró en dos partes.

El Señor puso su pie sobre la parte posterior de Tiamat; con su arma le separó el cráneo; cercenó los canales de su sangre; e hizo que el Viento Norte lo llevara a lugares que habían sido desconocidos.

La otra mitad la levantó como pantalla para los cielos: encerrándolos juntos, como vigías los estacionó…
Dobló la cola de Tiamat para formar la Gran Banda como un brazalete.

Poniendo la cabeza de Tiamat en posición, él elevó las montañas encima. Abrió manantiales, y torrentes para sacar el agua. De los ojos de ella dejó salir el Tigris y el Eufrates. Con sus ubres formó las altas montañas, perforó manantiales para pozos, para sacar agua.

Y a Kingu, que había sido el principal entre ellos, lo hizo encoger; como al dios DUG.GA.E lo consideró. Le quitó la Tablilla de los Destinos, que no era  legítimamente suya.


Los Sellos del Necronomicom
Reconstruidos del Necronomicom de John Symons de Editorial Edaf.



 Estos son los sellos presentes en el verdadero Necronomicom, publicado y traducido en 1975 por John Symons , editado al español por la Editorial Edaf.
 Los primeros 9 sellos pertenecen a las Abominaciones, los Dragones desterrados por Marduk, conocidos como Pazuzu Azathot (Gris) , Humbaba (Negro) , Chutulu (Negro) , Lalarssu (Rojo), Acaharru (Azul), Lalartu (Dorado), Gellal (Anaranjado), Lilith (Verde) , y Thiamath ( en Violeta).




Las Abominaciones

LOS REYES DESTERRADOS DE NIBIRU  




LOS 50 NOMBRES DE MARDUK
Del libro El Nekronomicom de Editorial Edaf

E
ste  Nombre bajo el poder de los Babilonios se trata de 50 sellos de defensa ,  similar al método de grabado de Runas de los Vikingos, registrados  en unos textos o tablillas llamado el texto de Marduck. Lo cierto es que estos 50 nombres se ¨abren¨, y poseen características más cercanas a las Angélicas  que a  las Demoniacas. Pero quiero aclarar que  todos estos sellos fueron reconstruidos del texto de Marduck , presente  el libro El Nekronomicom de Editorial Edaf,  tan solo he tomado los que más se ajustaban a lo que  quería decir, pero en su interior existen muchos más sellos desparramados, tanto en signos elaborados o compuestos, pórticos ,  sellos por separado, y además y creo que es esto lo que lo hace tan especial, posee los nombres  de los Demonios más antiguos  que el hombre posee registrado en su subconsciente.  Los 50  gigantes, tal vez sean de la raza desaparecida de Canaan, son enormes .  Parecen seres nacidos de primera sepa del Gran Júpiter. Estos sellos se los abre pronunciando todos los nombres en torno a ellos, mientras se posa la mano sobre el y se entra en samadhi a través del pranayama dibujando el signo.

1)      El primer sello es el  signo de Marduk Kurios, al abrirlo aparecerá un Hombre de poderosísima presencia, como si se tratara de un Dios Encarnado, es muy Sabio. Viste de Túnica Blanca, su cabello es castaño  largo hasta sus hombros  ,  posee unos ojos temiblemente Azules, como los de los Toros de Ur. Hace sentir muy seguro, pues es seguido por 50 soldados-  Este sello está presente junto con los 50 sellos de sus Soldados. Es  el Rey de estos 49 señores de  batalla. Parece Griego pues  utiliza las típicas túnicas de los filósofos de Creta. Posee un muy bello rostro maduro, y una mirada muy enigmática, sus pupilas parecen de fuego, y en sus ojos existe una turbación como de quien ha visto mas de lo que se debía mirar.  Una vez abierto este ,  los otros 49 se irán  manifestando  paulatinamente.
2)      MARUKA dicen que este ser conoce todas las cosas, pero que es muy difícil de invocar, para esto es muy importante que el/la Mago/a este totalmente puro/a, pues conocerá los pensamientos más recónditos.
3)      MARUTUKU dicen que es un sello de gran defensa, es  viejo y poderoso,  parece la encarnación del mismísimo Marte  sentado en su trono aguardando la hora de la Gran Guerra Final.  Al hablar parece que su boca se llena de sangre , y como que cada una de sus palabras podría matar a aquel que e no obedezca  las  demandas.
4)      BRASHAKUSHU dicen que es muy benigno y beneficioso.
5)      LUGALDIMRANKIAH este es interesante pues LUG es uno de los nombres para nombrar a Adonai, y  es el  Rey Comandante de los demonios del Viento,  combate en contra de Tiamat.
6)      NRILUGALDIMRANKIAH dice el texto que es un gran exorcista , además de ser el Príncipe de los Demonios del Viento. Efectivamente al ¨abrirlo¨ se trataba de un gran Demonio , pero que ha alcanzado un grado de comprensión y entendimiento tales, que lo convirtieron en un ser equilibrado,  se manifestó  humilde y de muy buen ánimo,  se incorporó  corpóreo y palpable .
7)      ASHRULUDU:  dice el texto que es el guardián dorado de la Antigua Llama del Templo, y  que es un gran Exorcista. En este caso se manifiesta un hermoso espíritu solar que parece tener una extraña herida en su pecho, es muy bueno y afable y al manifestarse produce un hálito de Amor.
8)      NMTILLAKU: en el Texto dice pertenecer a un dios capas de hacer traer a los espíritus del Abismo sin que Tiamat lo descubra.
9)      NAMARU: dicen que es un espíritu de sabiduría.
10)  ASHRU dicen que este es un espíritu a cargo de la Naturaleza, y que su principado está sobre los frutos y las hierbas. Al abrirlo se manifestó un simpático genio o  Djin de la naturaleza, muy  expertísimo en el arte de las cosechas.
11)  ASHRUALIM este es un gran Exorcista y dominador de demonios, y dicen que además concede la sabiduría.
12)  ASHRUALIMNUNAH: en el texto dice pertenecer a un Gran General de Guerra, capaz de resolver los puntos más intrincados en una táctica.
13)  TUTU: la imagen mágica de este signo no me coincidió con el que está registrada en el Texto Original.
14)  ZIUKKINNA: según el texto este espíritu es un experto en astrología y que las enseña de manera muy agradable.
15)  ZIKU: dicen que brinda grandes riquezas y que es conocedor de los secretos tesoros enterrados . 
16)  AGAKU: dicen que este espíritu puede traer a la Vida al menos por unos segundos al alma de un recién fallecido, para poder pronunciar las últimas palabras en Paz.
17)  TUKU: dice el texto que es un gran hechicero y que es capaz de hacer cosas sobrenaturales ante la vista de los hombres.
18)  SHAZU: dicen que este espíritu concede la Telepatía, es el primer caso mencionado a lo largo de todos los sellos que he abierto.
19)  ZISI: en el texto dice que consolida la amistad, y restaura los pleitos y genera la paz y la concordia.
20)  SUHRIM:  dicen que es un terrible guerrero, y que acecina si el Mago se lo solicita. Al  manifestarse .
21)  SUHGURIM: este desnuda ante los ojos del/la Mago/a a los enemigos que este/a posea, y también es un peligroso guerrero, capas de acecinar la personalidad si el/la Mago/a así se lo pide.
22)  ZAHRIM: dicen que este es el GRAN GUERRERO del ejercito de Marduck. Que mató a 10000 en una sola batalla.
23)  ZAHGURIM: dicen que este espíritu es para maldecir a las personas, hace que se enfermen hasta morir.
24)  ENBILULU: dicen que es el Maestro de las Aguas en general.
25)  EPADUN: y dicen del que es el Amo de la Irrigación sobre la Tierra.
26)  ENBILILULUGUGAL: este espíritu conoce de la labranza y las cosechas y de los frutos en general.
27)  HEGAL :  este espíritu también es conocedor y  otorgador de las artes del Cultivo y las Cosechas. Y también es experto en el arte de los Metales.
28)  SIRSIR: este es un Espíritu muy poderoso, capaz de controlar al propio Chutulu si este se demuestra ¨ hostil ¨ ante el/la Mago/a.
29)  MALAH ( ¿MLK?) dicen de este sello que pertenece a un poderosísimo Guerrero, y que fue el quien pudo cortar en dos partes a la Antigua Tiamat  la Inmunda .
30)  GIL: dicen que es el esposo de Inana, y que posee el arte de la Vida en todas sus manifestaciones. Al invocarlo se puede ver al hombre antiguo promedio.
31)  GILMA dicen que este posee los secretos de la Arquitectura antigua, y que es conocedor de los Planos de los Templos inmortales.
32)  AGILMA: dicen que este espíritu es amo de las lluvias y las tormentas.
33)  ZULUM: este es otro espíritu experto en el cultivo y en los ciclos mas propicios para comerciar los frutos , además que es un gran protector de los comerciantes del acecho de los ladrones .
34)  MUMMU: dicen que es un ser muy sabio, y que El da el secreto del Tetragrámaton de los Babilonios.
35)  ZULUMMAR: dicen que este espíritu proporciona al/la Mago/a un gran poder físico, multiplicando su fuerza por diez veces.
36)  LUGALABDUBUR este es un poderosísimo guerrero e incomparable protector.
37)  PAGALGUENNA dicen que es un espíritu muy inteligente, y que la concede a quien lo invoque apropiadamente, conoce sobre las vidas aun no creadas ,  también sobre los/las descarnados/as y los/as reencarnados/as.
38)  LUGALDURMAH dicen de El que es un gran Atalaya de defensa, pues defiende escrutando desde los cielos también muy parecido a la imagen del Extraterrestre volando sobre el extraño objeto.
39)  ARANUNNA dicen de este que es un espíritu muy sabio, y que conoce los secretos de las alianzas Mágicas, y los secretos de las leyes de la Naturaleza.
40)  DUMUDUKU se dice que es el poseedor de la Gran Vara de Lapislázuli, el bastón de mando de Babilonia, dicen que es conocedor del Nombre Secreto, y del Numero Secreto.
41)  LUGALANNA dicen de Él  que es el más antiguo de los soldados, pues existía en el Tiempo en que el Universo aun era uno solo, sin dualidad ni contradicción, y es por esto que conoce los lugares donde habitan los espíritus mas Antiguos.
42)  LUGALUGGA dicen de este que conoce el secreto de la Vida, y de todo lo que a pasado por ella, y que lo revela al/la mago/a  que se lo pregunte, haciendo al/la Mago/a muy sabio/a.
43)  IRKINGU: dicen de este que es un Terrible Demonio que se colocó bajo las ordenes de Marduk, y que es de su sangre que los hombres elementales han nacido.
44)  KINMA: dicen que este es un Verdadero Juez de la Ley Celeste, y que posee memoria para defender al Mago/a y hacer acordar a los Dioses que no se olviden de El/Ella. Dicen que produce gran temor al manifestarse pues escruta hasta el más hondo rincón de la conciencia.
45)  ESIKUR: dicen  de este que es poseedor del conocimiento de la duración, tanto de vidas animales, vegetales, humanas, demoniacas, o divinas.
46)  GIBIL dicen de este espíritu que es el Amo de la Fragua y de las Llamas, que hace que las armas estén siempre afiladas, y además les concede a estas un brillo muy particular y terrorífico cuando estas son desenvainadas en la batalla. Es el Amo del Fuego del Bracero  externo si así se lo solicita.
47)  ADDU dicen que este es el Amo de las tormentas Eléctricas, capaz de encandilar el cielo en las horas más oscuras de la Noche.
48)  ASHERRU : dicen que es el conocedor de los caminos peligrosos y traicioneros y que concede gran entendimiento para evitarlos si el/la Mago/a se lo solicita.
49)  NEBIRU: se dice del que es el Guardián del Pórtico de Marduck. Y que es  conocedor y controlador de los ciclos estelares.

50)    NINNUAM. Dicen que este sello también pertenece a Marduck pero en su estado mas exaltado, como Rey y Juez de todo lo que existe y que no puede ser llamado excepto en muy grandes Ocasiones..












EL POEMA DE GILGAMESH 


He aquí fragmentos del poema de Gilgamesh junto con algunos paralelos del relato bíblico 
del diluvio (Génesis 6-8). El poema data del II milenio a.C., mientras que el relato bíblico 
pertenece al siglo VI a.C. redactado por los judíos exiliados en Babilonia. 

Gilgamesh habló a Utnapishtim el Lejano: «Te he estado 
observando, pero tu aspecto no es extraño, ¡eres como yo! Tú 
mismo no eres diferente, ¡eres como yo! Tenía la intención de 
luchar contra ti, pero (en cambio) mi brazo se posa 
amistosamente sobre ti. Dime, ¿cómo asististe a la Asamblea 
de los dioses y encontraste la vida (eterna)?» Utnapishtim 
habló a Gilgamesh, diciendo: "Te revelaré, Gilgamesh, una 

 3cosa oculta, y un secreto de los dioses te diré: 
Suruppak, ciudad que tú conoces y que en las riberas del 
Éufrates está situada, esa ciudad era muy antigua, y había 
dioses en ella. Los corazones de los grandes dioses los 
impulsaron a suscitar el diluvio. El padre de todos, Anu, 
ordenó el juramento [de no revelar lo que allí se hablara], el 
valiente Enlil era su consejero, Ninurta, su asistente, Ennuge, 
su irrigador. Ea (el sabio príncipe) también estaba con ellos 
bajo el juramento [de silencio], así que repitió su parlamento a 
la choza de cañas: «¡Choza de cañas, choza de cañas! 
¡Pared, pared! ¡Oh, Hombre de Suruppak, hijo de Ubar-Tutu! 
¡Demuele (esta) casa y construye una nave! Renuncia a tus 
riquezas y busca la vida. ¡Desdeña tus pertenencias y salva a 
los seres vivos! Haz que todos los seres vivos suban al barco. 
El barco que has de construir ha de tener las mismas 
dimensiones: su longitud debe corresponder con su anchura. 
Constrúyele un tejado como el Apsu.». 
Haz para ti un arca de 
maderas bien 
acepilladas: en el arca 
dispondrás celdillas, y las 
calafatearás con brea por 
dentro y por fuera. Y has 
de fabricarla de esta 
suerte: la longitud del 
arca será de trescientos 
codos, la latitud de 
cincuenta, y de treinta 
codos su altura. [...] Y de 
todos los animales de 
toda especie meterás 
dos en el arca, macho y 
hembra, para que vivan 
contigo. 
Entendí y dije a Ea, mi señor: «He aquí, mi señor, lo que así 
ordenaste tendré a honra ejecutar. Pero, ¿qué contestaré a la 
ciudad, a la gente y a los ancianos?» Ea habló, diciéndome a 
mí, su servidor: En tal caso, esto es lo que has de decirles: 
«He sabido que Enlil me es hostil, de modo que no puedo 
residir en vuestra ciudad, ni poner mi pie en el territorio de 
Enlil. Por lo tanto, a lo profundo bajaré, para vivir con mi señor, 
Ea. Pero sobre vosotros derramará la abundancia, los pájaros 
selectos, los más excelentes peces. La tierra se colmará de 
riqueza de cosechas. Por la mañana hará que lluevan panes y 
por la noche trigo». 

Al primer resplandor del alba, [la gente de] la región se juntó a 
mi alrededor, el carpintero trajo su hacha, el artesano de las 
cañas trajo su piedra (de trabajo), [...] el niño llevaba la brea, el 
débil trajo todas las otras cosas necesarias. Al quinto día tendí 
su maderamen exterior. Un acre (entero) era el espacio de su 
suelo, diez docenas de codos la altura de cada pared. Diez 
docenas de codos cada borde del cuadrado puente. Preparé 
los contornos (y) lo ensamblé. Lo proveí de seis puentes, 
dividiéndolo (así) en siete pisos. Cada piso lo dividí en nueve 
compartimentos. Clavé desaguaderos en él. Me procuré 
pértigas y acopié suministros. Tres sar de betún eché en el 
horno. Tres sar de asfalto también eché en el interior, tres sar 
de aceite los portadores de cestas transportaron, Aparte de un 
sar de aceite que la calafateadura consumió, y los dos sar de 
aceite que el barquero estibó. 
Bueyes maté para la gente y sacrifiqué ovejas cada día. 
Mosto, vino rojo, aceite y vino blanco di a los trabajadores para 
beber, como si fuera agua del río, para que celebrasen como 
en el día del año nuevo. Abrí... ungüento, aplicándo(lo) a mi 
Por tanto tomarás 
contigo toda especie de 
comestibles, y los 
pondrás en tu morada, y 
 4mano. Al séptimo día el barco estuvo completo. La botadura 
fue ardua. Tuvieron que formar una pista de rodillos que 
llevaban de atrás adelante hasta que dos tercios de la 
estructura entraron en el agua. Cuanto tenía cargué en él: 
cuanta plata tenía cargué en él; cuanto oro tenía cargué en él; 
cuantos seres vivos tenía cargué en él. Toda mi familia y 
parentela hice subir al barco. Las bestias de los campos, las 
salvajes criaturas de los campos. Todos los artesanos hice 
subir a bordo. 
te servirán tanto a ti 
como a ellos de alimento. 
[...] En el plazo señalado 
del día dicho, entró Noé 
con Sem, Cam y Jafet, 
sus hijos, su mujer, y las 
tres mujeres de sus hijos 
con ellos, en el arca. 
Shamash me había fijado un tiempo: «¡Por mañana haré que 
lluevan panes, y por la noche trigo! ¡Sube [entonces] a bordo y 
sella la entrada!» Aquel tiempo señalado llegó: por la mañana, 
hizo que llovieran panes, y por la noche trigo. Contemplé la 
apariencia del tiempo. El tiempo era espantoso de contemplar. 
Subí al barco y sellé la entrada. Por haber calafateado el 
barco, a Puzur-Amurri, el barquero, cedí la casa con todo su 
contenido. [En otros textos, Utnapishtim le entrega al 
barquero, que cierra la escotilla por fuera, una tablilla 
nombrándolo heredero de todos sus bienes que quedan atrás.] 
[...] Y el Señor lo cerró 
por la parte de afuera. 
Al primer resplandor del alba, una nube negra se alzó del 
horizonte. En su interior Adad truena, mientras Sullat y Hanis 
van delante, moviéndose como heraldos sobre colina y llano. 
Erragal arranca los amarraderos; avanza Minurta y hace que 
los diques se desborden. Los Anunnaki levantan las 
antorchas, encendiendo la tierra con su fulgor. La 
consternación por los actos de Adad llega a los cielos, pues 
volvió en negrura lo que había sido luz. La vasta tierra se hizo 
añicos como una vasija. Durante un día el viento del sur sopló, 
más y más fuerte, sumergiendo los montes, atrapando a la 
gente como un ataque. Nadie ve a su prójimo, no pueden 
reconocerse unos a otros en el torrente. Los dioses se 
aterraron del diluvio y, retrocediendo, ascendieron al cielo de 
Anu. Los dioses se agazaparon como perros acurrucados 
contra el muro exterior. 
Pasados los siete días, 
las aguas del diluvio 
inundaron la Tierra. [...] 
Entonces vino el diluvio 
por espacio de cuarenta 
días sobre la tierra, y 
crecieron las aguas. 
Ishtar gritó como una parturienta, la señora de dulce voz de los 
dioses gime: «Los días antiguos se han trocado, ¡ay!, en arcilla 
porque dije maldades en la asamblea de los dioses. ¡Cómo 
pude decir maldades en la asamblea de los dioses, 
provocando una catástrofe para destrucción de mi gente! ¡No 
tardé más en dar a luz a mi querido pueblo de lo que él tarda 
ahora en llenar el mar como los peces! Los dioses Anunnaki 
lloraban con ella, Los dioses, humildemente, lloran sentados, 
con los labios ardiendo, muertos de sed. 
[...] y todo cuanto en la 
tierra tiene aliento de 
vida, todo pereció. [...] Y 
las aguas dominaron la 
tierra por espacio de 
ciento cincuenta días. 
Seis días y siete noches sopló el viento del diluvio, mientras la 
tormenta del sur barre la tierra. Al llegar al séptimo día, la 
tormenta del sur (transportadora) del diluvio amainó en la 
batalla, que había reñido como un ejército. El mar se aquietó, 
la tempestad se apaciguó, el diluvio cesó. Contemplé el 
Dios, entre tanto, 
teniendo presente a Noé, 
y a todos los animales, y 
a todas las bestias que 
estaban con él en el 
 5tiempo: la calma se había establecido, y toda la humanidad 
había vuelto a la arcilla. El paisaje era llano como un tejado. 
Abrí una escotilla y la luz hirió mi rostro. Inclinándome muy 
bajo, me senté y lloré, deslizándose las lágrimas por mi cara. 
Miré en busca de la línea litoral en la extensión del mar: a 
doce leguas emergía una región (de tierra). En el Monte Nisir 
el barco se detuvo. El Monte Nisir mantuvo sujeta la nave, 
impidiéndole el movimiento, Un primer día, un segundo día, el 
Monte Nisir mantuvo sujeta la nave, impidiéndole el 
movimiento. Un tercer día, un cuarto día, el Monte Nisir 
mantuvo sujeta la nave, impidiéndole el movimiento. Un quinto 
y un sexto (día), el Monte Nisir mantuvo sujeta la nave, 
impidiéndole el movimiento. 

Al llegar el séptimo día, envié y solté una paloma. La paloma 
se fue, pero regresó. Puesto que no había descansadero 
visible, volvió. Entonces envié y solté una golondrina. La 
golondrina se fue, pero regresó; Puesto que no había 
descansadero visible, volvió. Después envié y solté un cuervo. 
El cuervo se fue y, viendo que las aguas habían disminuido, 
come, se rasca, se atusa las plumas, pero no regresa. 
arca, hizo soplar el 
viento sobre la tierra, con 
que se fueron 
disminuyendo las aguas. 
[...] Y el arca, a los 
veintisiete días del mes 
séptimo, reposó sobre 
los montes de Armenia. 
Las aguas iban 
menguando de continuo, 
pues en el primer día de 
este mes se 
descubrieron las 
cumbres de los montes. 
Pasados después 
cuarenta días, abriendo 
Noé la ventana que tenía 
hecha en el arca, 
despachó al cuervo, el 
cual no volvió hasta que 
las aguas se secaron 
sobre la tierra. Envió 
también después de él la 
paloma, para ver si ya se 
habían acabado las 
aguas en el suelo de la 
tierra, la cual, no 
hallando donde posarse, 
volvió a él, al arca, 
porque había agua sobre 
toda la tierra [...] 
Entonces dejé salir (todo) a los cuatro vientos y ofrecí un 
sacrificio. Vertí una libación en la cima del monte. Siete y siete 
vasijas cultuales preparé, sobre sus trípodes amontoné caña, 
cedro y mirto. Los dioses olieron el aroma, los dioses olieron el 
dulce aroma, los dioses se apiñaron como moscas en torno al 
sacrificio. 

Cuando, al fin, la gran diosa llegó, alzó las grandes joyas que 
Anu había labrado para su disfrute: «Dioses, tan cierto como 
que no olvidaré este lapislázuli que está en mi cuello, 
recordaré estos días, sin jamás olvidarlos. Vengan los dioses a 
la ofrenda; (pero) no acuda Enlil a la ofrenda, porque, sin 
mostrar respeto alguno, causó el diluvio y a mi pueblo 
condenó a la destrucción». 
Salió, pues Noé, y con él 
sus hijos, su mujer y las 
mujeres de sus hijos, 
como también salieron 
del arca todos los 
animales [...] Y edificó 
Noé un altar al Señor y, 
cogiendo de todos los 
animales y aves limpias, 
ofreció holocaustos sobre 
el altar. Y el Señor se 
complació en aquel olor 
de suavidad, y dijo: 
«Nunca más maldeciré la 
tierra por las culpas de 
los hombres» 
Cuando finalmente llegó Enlil y vio el barco, Enlil montó en 
cólera, le invadió la ira contra los dioses Igigi: «¿Escapó algún 
ser vivo? ¡Ningún hombre debía sobrevivir a la destrucción!». 
Ninurta habló al valiente Enlil, diciendo: «¿Quién, salvo Ea, 

 6podía idear algo así? Sólo Ea, que conoce toda maquinación». 
Ea habló al valiente Enlil, diciendo: «Tú, el más sabio de los 
dioses, tú, héroe, ¿cómo pudiste, sin respeto alguno, causar el 
diluvio? ¡Castiga al pecador por sus pecados, castiga al 
ofensor por su ofensa! ¡(Sin embargo), sé benévolo para que 
[la humanidad] no sea cercenada! ¡Sé paciente para que no 
muera! En lugar de traer tú el diluvio, ¡ojalá un león hubiera 
surgido para disminuir la humanidad! En lugar de traer tú el 
diluvio, ¡ojalá un lobo hubiera surgido para disminuir la 
humanidad! En lugar de traer tú el diluvio, ¡ojalá una hambruna 
hubiera surgido para menguar la humanidad! En lugar de traer 
tú el diluvio, ¡ojalá una pestilencia hubiera surgido para herir a 
la humanidad! No fui yo quien reveló el secreto de los grandes 
dioses. Yo sólo hice que Utnapishtim viese un sueño, y 
percibió el secreto de los dioses. ¡Reflexiona ahora en lo que 
le atañe!». 
He aquí una diferencia 
notable entre ambos 
textos: en el Génesis no 
hay ningún dios sabio 
como Ea que le saque 
los colores a Yahveh por 
el crimen contra la 
humanidad que cometió 
al desencadenar el 
diluvio. 
Lo que sigue es el episodio final del poema, que también está 
conectado, aunque de forma más indirecta, con la mitología 
judía. La serpiente que arrebata la inmortalidad a Gilgamesh (y 
a todos los hombres con quienes pensaba compartirla) es 
probablemente "la misma" que desencadena la expulsión de 
Adán y Eva del Edén, impidiendo que lleguen a comer del 
Árbol de la Vida, que les hubiera dado la inmortalidad. 
Y dijo [el Señor]: "Ved 
ahí a Adán, que se ha 
hecho como uno de 
nosotros, conocedor del 
bien y del mal, ahora, 
pues, echémoslo de 
aquí, no sea que alargue 
su mano y tome también 
del fruto del árbol de la 
vida, y coma de él, y viva 
para siempre. 
Gilgamesh dijo a Utnapishtim el Lejano: «¿Qué haré, Utnapishtim; adónde iré, ahora que el 
Despojador hace presa en mis miembros? En mi alcoba acecha la muerte, ¡y doquiera que 
pongo mi pie está la muerte!» Utnapishtim dijo a Urshanabi, el barquero: 
«Urshanabi, ¡que el desembarcadero no tenga contento en ti, que el lugar de travesía a ti 
renuncie! ¡que a ti que vagas en su playa, te sea negada su playa! Al hombre que trajiste 
(aquí), cuyo cuerpo está cubierto de suciedad, la gracia de cuyos miembros pieles 
desfiguraron, lleva, Urshanabi, y condúcelo al lugar del baño. Que se libre de su suciedad 
con agua limpia como la nieve, que se despoje de sus pieles y el mar (las) arrastre, que su 
cuerpo sea untado con aceites finos, que la belleza de su cuerpo se pueda ver. Haz que 
renueve la banda de su cabeza, que se ponga ropajes reales dignos de él, hasta que se 
vaya a su ciudad, hasta que reanude su viaje. ¡Que sus ropas no tengan manchas, que 
sean totalmente nuevas!». 
Urshanabi lo llevó y condujo al lugar del baño. Se lavó la suciedad con agua limpia como la 
nieve. Se despojó de sus pieles, el mar (las) arrastró, se untó con aceites finos, renovó la 
banda que ceñía su cabeza, se puso ropajes reales dignos de él hasta que se fuera a su 
ciudad, hasta que reanudara su viaje, sus ropas permanecieron sin manchas, totalmente 
limpias. 
Gilgamesh y Urshanabi subieron a la barca. Lanzaron la barca a las olas (y) zarparon. Su 
esposa le dijo a él, a Utnapishtim el Lejano: «Gilgamesh vino aquí, penando y 
esforzándose. ¿Qué (le) entregarás para que regrese a su tierra con honor?». Entonces 
Gilgamesh levantó su pértiga para acercar la barca a la playa. Utnapishtim habló a 
Gilgamesh, diciendo: 
 7 8
«Gilgamesh, viniste aquí, penando y esforzándote. ¿Qué te entregaré para que regreses a 
tu tierra con honor? (Te) revelaré, oh Gilgamesh, una cosa oculta, y un secreto de los 
dioses te diré: Hay una planta, como el cambrón es su... Sus espinas pincharán tus manos 
como la rosa. Si tus manos obtienen la planta, serás joven de nuevo». 
En cuanto Gilgamesh oyó esto, abrió la cañería, ató piedras pesadas a sus pies. Le 
bajaron a lo profundo y vio la planta. Cogió la planta, aunque pinchó sus manos. Cortó las 
piedras pesadas de sus pies y el mar lo lanzó a la orilla. Gilgamesh habló a Urshanabi, el 
barquero, diciendo: «Urshanabi, esta planta es una planta contra la decadencia, por la que 
un hombre puede reconquistar el aliento de su vida. La llevaré a la amurallada Uruk, haré 
que un anciano la coma para probarla. El nombre de la planta es "El Hombre se hace 
Joven en la Senectud". Entonces, yo mismo (la) comeré y así volveré al estado de mi 
juventud». 
Después de veinte leguas se detuvieron para comer, después de treinta leguas se 
prepararon para pasar la noche. Gilgamesh vio un pozo cuya agua era fresca. Bajó a 
bañarse en el agua. Una serpiente olfateó la fragancia de la planta; salió del agua y 
arrebató la planta. Al retirarse mudó de piel. 
Ante esto Gilgamesh se sienta y llora, Las lágrimas se deslizan por su cara. Cogió la mano 
de Urshanabi, el barquero: «¿Para quién, Urshanabi, mis manos trabajaron? ¿Para quién 
se gastó la sangre de mi corazón? No he obtenido merced alguna para mí. ¡pero sí que 
logré una merced para el león de la tierra! ¡Y la marea la llevará a veinte leguas de 
distancia! Cuando abrí la cañería y... el año, hallé lo que se había puesto como señal para 
mí: ¡Me retiraré, y dejaré la barca en la orilla!» Después de veinte leguas comieron un 
bocado, después de treinta leguas se prepararon para la noche. Cuando llegaron a la 
amurallada Uruk, Gilgamesh dijo a él, a Urshanabi, el barquero: 
«Anda, Urshanabi, acércate a la muralla de Uruk y camina a su alrededor. Examina sus 
cimientos, inspecciona a fondo su enladrillado. ¿No está toda la estructura de ladrillo 
hecha de ladrillo cocido, y no fueron los propios siete sabios quienes trazaron sus planos? 
Una legua [de muralla] abarca [la] ciudad, una legua jardines de palmeras, una legua 
tierras bajas, el campo del templo de Ishtar, tres leguas, además del campo de Uruk». 



No hay comentarios:

Publicar un comentario